Corbatas en Zürich

Tengo un amigo croata que me ha traído unas cuantas botellas de vino para hacer una cata. Es una oportunidad perfecta para conocer unos vinos que no conozco de un país que no conozco. Estoy como un niño con zapatos nuevos, como un yupi con corbata nueva.

Todos los vinos provienen de la península de Istria, la cabeza del águila croata. Clima principalmente mediterráneo.
Me ha resultado difícil encontrar información sobre los precios de mercado, las bodegas, los meses de barrica, incluso los coupages. Lo más parecido a una cata a ciegas sin necesidad de papel de periódico.

Cattunar





Botella del 2007, monovarietal, en principio, de cabernet-sauvignon. 13% en volumen de alcohol.

En copa se presenta con alta capa y marcada lágrima. Ribete de color rubí. En nariz aparecen marcadamente los defectos, maderas, necesita ser decantado durante media a una hora. Entonces aparecerán los frutos negros y especialmente el eucalipto. Es intenso y penetrante, notamos algo de tierras negras, trufas, hacia la media hora de aireación. En la boca tiene mucho cuerpo, aunque le falta algo de estructura. Intenso, muy balsámico y caliente, la barrica ha convertido el esperado pimiento verde en eucalipto. Postgusto largo, maderas.






Atilio i Mario Persuric





Botella del 2009, monovarietal de teran, una variedad específicamente restringida al litoral esloveno, noreste de Italia e Istria. Añada del 2009.

Presenta intensa capa, lágrima media. Ribete distintivamente violeta. En nariz notamos rápidamente el carácter ácido, percibimos el ácido láctico. Evoluciona a levaduras, pan. Posteriormente, notamos violetas. Me dicen lirios, pero no los encuentro. Es potente, casi notamos barricas ajerezadas, poca complejidad, mucho calor, poca fruta. En boca se comporta altamente ácido. Seco y un pelín áspero. Postgusto corto y mineral.

Festigia Castello





Botella del 2009, descubrimos que es importado a Suiza por unos 10 euros. Intuyo que es la más cara de las que probamos, como idea orientativa de los precios. Desde una página en Croata, intuyo que ensambla cabernet-sauvignon y syrah. 13.7% en volumen de alcohol.

En copa lo vemos desplegando una gran capa, ribete rubí muy límpido. Lágrima marcada. Percibimos algo más de complejidad en aromas que los anteriores. Algo de levaduras. Vainilla muy reconocible, algo de frutos negros. En boca es ligero, se bebe bastante fácil, equilibrado. Un momento más tarde, al tragar, notamos los casi 14 volúmenes de alcohol, es cálido. Mantiene la frescura y hasta un punto en acidez. Posgusto medio.




Zlatni musketir


Botella de moscatel semidulce del 2008. Originario de la región de Momiano, 12,3% de alcohol.
Presenta poca capa, brillante, de color amarillo pálido, marcada lágrima. Intenso en aromas, principalmente fruta blanca y, sorpresa, ¡rosas! Equilibrado. En boca se comporta complejo. Fresco, toques ácidos, retrogusto floral, dulce y postgusto amargo.

Opinión

Bueno, ha sido una experiencia fantástica gracias a la generosidad de este buen amigo de Zagreb. Un fin de semana vinícola comprimido en 3 horas y en tu casa, muchas gracias Sinisa.
Los vinos que probado se caracterizan, en términos generales, por ser fuertes, de gran capa, cálidos, mediterráneos, con gran presencia de alcohol. Muy marcados por los aromas secundarios, la barrica: balsámicos muy marcados, amarguras varias, poca fruta o flor. No son riojas que se regodean en la madera, ni riberas que estallan en expresión, son secos, especiados, recios.
Totalmente en contrapunto queda el moscatel: suave, fresco equilibrado, gran expresión: ciertamente comparable a otros moscateles que conocía de gran renombre, como el Ochoa. De los cuatro, el que más me ha gustado, tal vez por gustos personales.
En cuanto a los tintos, el que más me ha gustado ha sido el tercero, con más equilibrio y finura, tal vez porque es vino más fácil de beber y conjugar, al que estoy más acustumbrado. El que más me ha sorprendido ha sido el primero, tan intenso.

Burbujita Freixenet
adrianlopezgarciadelomana arroba gmail punto com

Share this:

Publica un comentari

 
Copyright © Revista CriTeri. Designed by OddThemes